¨…les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo.¨
Mateo 28:19

Hace ya varios días estuve en el retiro de servidores de mi iglesia, fue un tiempo muy especial en el que cada uno de los que asistimos pudo recordar y sentir verdades como la de que “Jesús nos ama”, se planeo el año respecto al ministerio en el que cada uno sirve y también hubo un tiempo muy agradable de koinonía. El lema para este año en mi iglesia es Jesús está conmigo, voy con toda basado en la cita bíblica de Mateo 28:19 .

Antes de iniciar este año 2018 me propuse una serie de metas en las diferentes áreas de mi vida, acaso ¿quién inicia el año sin algún propósito específico? Este año trae para mí muchos retos como mejorar algunas relaciones familiares e interpersonales, consolidar mi ministerio, apoyar a una fundación y  hacer crecer mi empresa.  Todos los objetivos que nos planteamos exigen un esfuerzo y es común que se inicie el año con toda la energía pero pasado un tiempo la energía no es la misma.

Desde el primer momento en que escuché el lema “Jesús está conmigo, voy con toda” me sentí 100% identificado y motivado, porque ciertamente la vida a veces se torna difícil. Este es un lema muy esperanzador y siento que todo verdadero cristiano debe pensar así todo el tiempo.

“…En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo”

Juan 16:33

Nunca me cansaré de decir que la Biblia es real, porque siempre que la leo puedo sentir que cada palabra es tan cierta y aplicable que en mi se disipan los temores que pueda tener.  Cuando leo Juan 16:33 inmediatamente pienso en el maravilloso amor que Jesús nos tiene y la manera en que se identifica con nosotros, Él me entiende, Él te entiende, Él nos entiende ¿no es maravilloso esto?. Me fascina saber que Jesús me entiende y además de eso está conmigo. Cualquier cosa que considero difícil en mis fuerzas, puede ser posible porque precisamente Él esta conmigo.

Ahora te invito a pensar en esas metas que te planteaste para este 2018, ¿Has trabajado en pro de ellas? ¿Ya te rendiste? ¿Sientes que tus sueños son imposibles? Ánimo, ¡Jesús está contigo!, pero vamos un poco más lejos ¿Hay algún pecado con el que estas luchando? ¿No has podido perdonar a esa o esas personas que te han hecho mal? ¿No puedes ver con amor a los demás? ¿Vuelves una y otra vez a las mismas situaciones?  tranquilo, ¡Jesús está contigo! y todo esto que consideras imposible, será posible en Él.

En la vida cristiana sucede lo mismo que cuando iniciamos el año con metas y sueños; iniciamos con toda, pero cesamos  pasado un tiempo. Te invito a recargar tus baterías con Jesús, Él solo espera que le entreguemos nuestros corazones para que con nuestro consentimiento pueda formarnos y hacer de nosotros obras maestras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.